Actualidad

CONSEJOS AL CONSUMIDOR PARA UNA COMPRA DE ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA (AOVE)

En el presente artículo les queremos indicar una serie de consejos muy interesantes al enfrentarnos, como consumidores, a la compra de un Aceite de oliva virgen (AOVE).

Primero: Compre directamente al productor

Es el modo de asegurarnos un producto completamente natural y de calidad. De la almazara directamente a nuestra casa.

 

Segundo: Compre en una cooperativa

Encontrará la mejor relación calidad - precio y un producto 100% de confianza.

 

Tercero: Compre en el comercio on-line

Si no puede   comprar directamente al productor o en una cooperativa, realice su pedido on-line en un sitio de confianza y con calidad contrastada. En este caso, exija la trazabilidad de calidad del lote, la documentación analítica de residuos cero y el boletín  analítico de parámetros de calidad del lote, todo ello para asegurar la calidad del producto que recibamos.

 

Cuarto: Elija frescura

Decántese siempre por un Aceite AOVE de la campaña actual, es decir, de noviembre a noviembre. Evite siempre los productos con un envasado superior a seis meses.

 

Quinto: Exija la fecha de envasado

El aceite se conserva mucho mejor en los tanques de almacenamiento del productor que en el envase. Es importante indicar que es mucho más segura la calidad del aceite recién envasado. Desde ese momento, la calidad y el tiempo juegan en contra. Por tanto, cuanto más cerca esté nuestra compra del momento de envasado, mejor calidad conservará nuestro producto.

También es importante incidir en que, si nuestro consumo es rutinario a lo largo del año, es más conveniente comprar varias veces durante el año comprando la primera de las partidas en el mes de noviembre. De este modo, nos aseguramos un aceite fresco al tratarse del inicio y la campaña y, en ese caso, de mejor calidad. El sabor de rancio, que encontramos en aceites viejos o excesivamente evolucionados, puede proceder de una cosecha tardía o que lleva mucho tiempo envasado.

 

Sexto: Conozca los enemigos del aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva tiene varios enemigos:  la luz, el aire y las altas temperaturas. Todos ellos son precursores de la oxidación o rancidez.

-         Si el producto estuvo en una vidriera o al sol, no lo compre.

-         Consérvelo siempre en un lugar oscuro y fresco (15ºC-20ºC).

-        El aceite se puede congelar y mantener en la nevera a baja temperatura. Cuando es inferior a 9ºC, se forman precipitados en el fondo porque hay componentes que se congelan. No hay inconveniente alguno. Bastaría con ubicar el producto a temperatura ambiente y así volvería a su estado habitual. En este proceso de congelación por enfriamiento precipita (pierde) un porcentaje de polifenoles (antioxidantes naturales) y amargor. Además, hay un control total de la oxidación (rancidez).

 

Séptimo: El tipo de envase es importante para la conservación y la calidad

Compre siempre en envases opacos. Los envases transparentes, que permiten el paso de la luz, favorecen la oxidación (rancidez) del aceite. Este proceso es aún mayor cuando, además, le añadimos un mayor tiempo de envasado. Es muy importante que no nos dejemos llevar por el diseño del envase a la hora de adquirir nuestro aceite. Igualmente, no debemos olvidar, como hemos citado anteriormente, que si el AOVE lleva más de seis meses envasado, es mejor decantarse por otra opción. Compre siempre aceites frescos para que no pierda su calidad.

En cuestión de pérdida de calidad, dependen también mucho el envase y las condiciones de almacenamiento. Por ello, si su consumo de AOVE tiene poca rotación, es muy importante la calidad del envase y su almacenamiento para preservar la calidad del producto original el mayor tiempo posible.

El orden decreciente de la calidad del envase con respecto a la conservación del aceite contenido, respecto a su material, sería:  bag in box, tetrabrik, vidrio opaco, lata, vidrio transparente y plástico PET (tereftalato de polietileno). Las características de los diferentes envases para el aceite de oliva las trataremos en otro artículo.

 

Octavo: Olvídese del color del aceite

Nunca priorice la compra de su AOVE por el color del aceite. El color no es un indicativo de calidad. La calidad depende del sabor y del olor. También del envase. Por eso siempre opte, como hemos indicado en el punto previo, por un envase opaco. Precisamente por este motivo la copa del panel de cata es oscura, para que el color del aceite no influya en la cata. En boca, por ejemplo, es muy importante encontrar el amargor porque es el sabor elemental característico del aceite obtenido de aceitunas verdes o en envero. La acidez característica de un buen Aceite de Oliva Virgen Extra está cerca del 0’3-0,4, y, como hemos indicado en varias ocasiones, a mayor acidez, menos calidad. No obstante, es muy importante recalcar: no todos los aceites de baja acidez son AOVE.

 

Noveno: Si es muy económico, no confíe

¿El precio importa? Podríamos decir que un precio alto no garantiza automáticamente la calidad de un aceite de oliva. No obstante, es igualmente cierto que un producto de calidad tiene unos costes de elaboración más altos, por lo que es prácticamente imposible encontrar aceites buenos a precios de saldo.

Ponemos un ejemplo: Si nos ofrecieran un jamón de Jabugo a 10 Euros/kilo, ¿nos fiaríamos? Seguramente no. Lo mismo ocurre con el AOVE. Un intervalo de precios podría estar entre 4-8 €/litro. Es difícil encontrar un Aceite de Oliva Virgen Extra de calidad a un precio de 3€/litro, ya que este precio se encontraría incluso por debajo de los costes de producción en la mayoría de los casos.

De hecho, los aceites de calidad suelen oscilar normalmente en rangos de unos 4 a 40 € por litro.  La horquilla de precios es muy amplia. El precio está influido por el diseño del envase y embalaje, marketing de premio, producción numerada limitada, sello ecológico, etc. 

Nosotros le recomendamos que pague por el contenido de su Aceite de Oliva Virgen Extra y no por su envoltura. O, como dice el refrán popular: “No pague por el collar más que por el perro”. También es importante resaltar que, si se adquieren envases de gran capacidad (superior a 3 litros), el precio puede disminuir un poco y situarse entre los 4 y los 8 € por litro, aproximadamente.

 

Décimo: Los premios no aseguran la calidad

Es frecuente ver en las etiquetas de los aceites simbologías de premios conseguidos años atrás. Salvo el valor de marketing comercial, esto no nos asegura que el contenido del AOVE que compramos sea de una calidad superior. Los lotes de aceite premiados son de tirada muy limitada, que con frecuencia salen al mercado muy sobrevalorados.

Por ello, decántese mejor por comprar un AOVE donde la relación precio/calidad sea adecuada y compre directamente a productores o cooperativas que nos asegurarán mucho mejor ese valor.   

 

Undécimo: Consuma AOVE, “Somos lo que comemos”.

El filósofo, antropólogo y biólogo alemán, Ludwig Andreas Feuerbach, en su escrito ‘Enseñanza de la alimentación’ (‘Lehre der Nahrungsmittel: Für das Volk’) de 1850, escribió: “Si se quiere mejorar al pueblo, en vez de discursos contra los pecados denle mejores alimentos. El hombre es lo que come".

¿Sabía que España es el segundo país del mundo, por detrás de Japón, donde es mayor la esperanza de vida? La paradoja es que, de acuerdo a nuestros factores de riesgo y marcadores de salud, la esperanza de vida debería ser menor. Entre estos factores, la comunidad científica destaca:

-         Obesidad, Diabetes tipo2, Hipertensión.

-         Tabaquismo: España ocupa los primeros puestos de Europa.

-         Sedentarismo: España ocupa los primeros puestos de Europa.

-         Consumo de grasa: España consume la misma o más grasa que otros países europeos.

-         Índice de calidad de vida: España ocupa la posición 15

Como podemos observar, la población española tiene una alta prevalencia de en casi todos estos marcadores de la salud. Comparados estos índices indicados sobre la salud, donde la población española está por encima de la media de la mayoría: ¿Qué nos puede diferenciar? Sencillo: En España se come bien, contamos con una dieta sana y equilibrada. Como decía Feuerbach: “Somos lo que comemos” y en España tenemos la suerte de contar con nuestra Dieta Mediterránea. Muchos investigadores coinciden en que este es uno de los principales factores que hacer que nuestra esperanza de vida sea mucho mayor que en otros países. Y, en este punto, es imprescindible destacar que el Aceite de Oliva Virgen Extra es su componente principal, junto al consumo de pescado.

Sabemos que la ingesta de calorías en la población española procedentes de las grasas es alrededor del 40%, muy por encima de las recomendaciones internacionales (<35%), pero de esta ingesta de grasa el 20% procede del aceite de oliva. La segunda singularidad española es el alto consumo de pescado. Junto a Noruega y Japón, somos los países que más pescado consumimos.

Los efectos sobre la salud que tiene el consumo de Aceite de Oliva Virgen Extra están más que demostrados por numerosos trabajos de investigación. Muchos de estos efectos positivos sobre la salud están en sus componentes minoritarios, que desaparecen cuando se refina el aceite o cuando se degrada en el tiempo.  Por tanto, nunca olvide:

¡CONSUMA ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA (AOVE) Y, SI ES FRESCO, MUCHO MEJOR!





Fecha

Revisión

Tema

Realizado

Autorizado

Abril 2020

1

Compra de AOVE / Calidad / Salud

J.L.C.S./F.N.G.

C.Cooperativa  Virgen  de la Sierra  de Cabra

© 2020 Cooperativa Olivarera Virgen de la Sierra de Cabra S.C.A.  /  Diseño y desarrollo web: Prodainfor SL